MUSICA

martes, 27 de mayo de 2008

DUENDE DE PIES CHIQUITOS



Para Mateo


Al moverse como un duende de pies chiquitos y sonrisa grande,
por el mundo inexplorado de nuestra casa,
sus manos mágicas se convierten en pequeñas alas,
que lo llevan para todas partes descubriéndole mil asombros nuevos.

Me contempla sonriente cuando escucha que lo llamo,
y responde diciendo mi nombre en forma de trino.
Sus ojos suaves y luminosos impregnan de luz e ilusión,
a mi mirada extenuada por la aflicción y los años.

La vida fue generosa al brindarnos el maravilloso obsequio,
de este niño que tiene mucho de héroe y de mago.
Dulce Mateo, que con un sencillo gesto de sus dedos,
transforma nuestros grises días en brillantes alboradas.

Sus ojos de niño me ven como un gigante que corre,
detrás de su pequeña figura tratando de atraparlo.
Y cuando su risa escapa con la fuerza de una onda vital,
el amor que le tengo me vuelve niña otra vez.

4 comentarios:

Marta dijo...

ése duende de pies chiquitos hace milagros en tu vida. La sonrisa que te ofrece calma todos los dolores, hermoso poema para Mateo que estara orgulloso cuando sea grande de leerlos. El duendecito heredò la magia tuya, que tambien sos duende de otras vidas

Raúl dijo...

Querida amiga, que hermosa descripcion de un angel que pronto tomará buelo, recuerdalo en este estado de pureza, pues, los años, lo alejaran en simpatía aunque quiza lo ganes en amor o amistad.
Un abrazo
Raul.

nano CANALLA dijo...

es muy muy tierno lo que escribiste!
saludos

Anónimo dijo...

Hermoso...
la descripcion de magia, ternura, de quien si no en ellos esta presente.
Patricia.